Inicio » Documentos » Nancy Roof

Nancy Roof

 

La fundación espiritual de la revista Kosmos
La nueva civilización emergente

FW-2015-300x375

 

Por Nancy Roof
Traducción: Dora Ospina

.

Parte I

Mi historia: Cambiar yo para cambiar el mundo

Se podría decir que ha sido la búsqueda de toda una vida. Hasta donde puedo recordar, siempre me preguntaba: ¿Quién soy yo? ¿Para qué estoy aquí? ¿De dónde vengo? ¿Qué debo hacer con mi vida? Agradezco a mi familia el hecho de que no me adoctrinara con alguna religión o sistema de creencias. Mi padre estaba en contra de eso tras haber padecido un sentido de pecado debido a su crianza en la religión bautista. Esto me dio el mayor regalo de todos: la libertad para comenzar mi búsqueda espiritual, del significado y propósito de la vida, con una pizarra en blanco. Asistí a diferentes servicios religiosos cristianos con amigos, que era todo lo que había a disposición en ese momento, pero no pude encontrar nada que satisficiera mi búsqueda interior profunda. Desde ese entonces supe que tenía que encontrar las respuestas que buscaba por medio de mi propia experiencia.

Cuando tenía 24 años de edad quedé totalmente paralizada (a excepción de mis brazos) por el polio y fui diagnosticada como un caso sin esperanza. Durante meses no pude moverme sin ayuda y, tendida en mi lecho, me puse a reflexionar otra vez sobre las cuestiones importantes que mi condición inducía. ¿Vale la pena vivir la vida aunque no me pueda mover? La respuesta que resonaba era, por supuesto, que tenía la parte más preciosa de la vida porque todavía podía tener ideas creativas y comunicarlas a otros.

.

La noche oscura del alma

Sin embargo, convertirme en una madre sola con tres hijos en la década de los años 50, con un salario de $150 a la semana y trabajando en dos empleos, sobrepasaba mi capacidad de supervivencia. Entonces mis preguntas volvieron y ahora eran: “¿Vale la pena vivir la vida?” Durante 7 largos años caí en una ‘noche oscura’, sin respuesta para mi desesperada situación interna. “¿Por qué debo vivir?” Parecía no haber ningún significado y propósito. Finalmente, un día llegó a mi mente una rosa delicada y radiante. Me quedé sin aliento contemplando su belleza, y con cada mirada interior mi corazón comenzó a abrirse otra vez. Amor. Amor. Es la respuesta. No tengo que esperar para recibir amor. Necesito dar amor ahora mismo: en el supermercado, cuando camino por la calle, ¡en todas partes! La mayoría de nosotros somos principiantes en el ejercicio del verdadero amor y yo era una de ellos. El ágape de amor trasciende el amor erótico y es una opción, una decisión. Y tomé la decisión que cambió mi vida. Mi vida personal ya no era importante y renunciar no era un sacrificio porque mi pasión por el desarrollo interno y el servicio era mucho más urgente.

.

Descubrimiento de la religión oriental y el pensamiento esotérico

Poco después de esta impresionante revelación en los años 60, encontré los enfoques esotéricos de la espiritualidad y la religión oriental. Por fin hallé algunas respuestas. Estaba tan cautivada que me quedaba leyendo… reflexionando y volviendo a leer, y no podía parar. Encontré la meditación y prácticas de conciencia y ejercicios para ayudarme a controlar mi mente, mis emociones y mucho más. Estaba ardiendo de amor y curiosidad. Me era muy difícil detener mi mente demasiado curiosa para meditar, pero finalmente lo logré con la ayuda de mucho ejercicio físico antes de meditar. Aquí estaba la nueva espiritualidad para mí –carente de dogma y ofreciéndome prácticas que me ayudaban a manejar y desarrollar mis propias capacidades y mi relación con el Kosmos. Los senderos budistas y esotéricos nos enseñan a creer sólo en lo que conocemos por nuestra propia experiencia. Había encontrado mi camino: la vida misma me traía las lecciones que necesitaba aprender. Era importante desarrollar el discernimiento, particularmente diferenciar entre las respuestas condicionadas y las del Yo superior. La guía interna directa iba a ser mi maestro sin intermediarios, junto con el aprendizaje por medio de las propias experiencias de mi vida. Empecé a definir lo que la espiritualidad significaba  para mí.

.

Convertirme en un monje en el mundo

Rápidamente aprendí que necesitaba equilibrar la soledad y la acción en el mundo. Para angustia de mis colegas, apagué el teléfono y la mitad de la semana no estaba disponible para el mundo exterior. Cultivar mi vida interna y la sensibilidad espiritual se convirtió en mi prioridad. Ahora pasaba tres días en contacto con el mundo exterior y consagraba cuatro días al enriquecimiento de la vida interna que me hablaba en el silencio y con imágenes que me generaron la motivación de servir al mundo. Descubrí que realmente era un Monje en el Mundo, como diría el hermano Teasdale. El amor y la belleza que habían energizado mi pasión de vivir en el pasado, ahora se complementaban con la voluntad y el propósito. ¿Cuál era la Voluntad mayor del Kosmos que me llevó muchas veces a reconocer: “hágase Tu Voluntad y no la mía?” Mi esposo era un místico que vivió en Kalimpong durante doce meses en los años 50. Fue uno de los primeros occidentales en traer las enseñanzas de oriente a occidente. Fundó la Escuela de la Montaña para Estudios Esotéricos a finales de los años 60, y llevó a cabo meditaciones y retiros en las montañas. Esta era la época en que instructores de oriente venían a enseñar a occidente. Tuvimos muchos en nuestra casa, e invitamos a grupos para compartir con nosotros diversas prácticas y métodos de meditación.

Younis-300x225

Fotografía informal tomada por sorpresa en su cumpleaños en 2015

.

Pionera de la Psicología Transpersonal

En el grupo ‘Interfaz’ me invitaron a diseñar y desarrollar el primer curso de Psicología Transpersonal en la Costa Este en los años 70, mientras que Esalen prosperaba en la Costa Oeste con Michael Murphy, Roger Walsh y Frances Vaughan. Tuve que superar mis miedos y desarrollar estos cursos desde el interior. Más tarde supe que tendría que hacer lo mismo muchas veces más en mi vida, al igual que tuve que hacerlo con el desarrollo de mi propia espiritualidad. Estábamos entrando en una nueva era con una nueva conciencia, cultura y civilización emergentes. Nos estábamos alejando del dominio de las autoridades y los expertos hacia el saber de la experiencia personal. Esto significó cambios sistémicos en todos los campos y la aparición de pioneros dispuestos a definirlos. Ken Wilber vivía cerca, y él y yo compartimos varias cenas a finales de los años 70. Utilizamos su modelo de desarrollo en todos nuestros talleres y cursos. Enseñamos meditación, visualización, sensibilidad corporal, conocimiento experiencial, hipnosis, elaboración de diarios y muchas otras prácticas contemplativas para ayudar a las personas a ponerse en contacto con su Yo superior o Alma como fuente de sabiduría y guía. Enseñamos sobre las etapas de la evolución. La religión occidental tradicional era incapaz de satisfacer el hambre espiritual en tantos corazones jóvenes, por lo que ellos recurrieron a medios alternativos. Enseñé en clases, talleres, conferencias, pero, sobre todo, reuniéndome con individuos como una guía espiritual, ayudándoles a descubrir su propio viaje y camino personal. Me encantó trabajar con las personas y creía que esa era la misión de mi vida.

.

Expansión hacia una espiritualidad Global: las Naciones Unidas

De repente, y para mi sorpresa, en 1987 tuve un llamado interno a ampliar el trabajo que venía haciendo a un nivel mundial. Ahora mis preguntas se hicieron aún más grandes. ¿Cómo se aplican los principios espirituales que hemos desarrollado para ayudar a las personas a los asuntos globales y a toda la humanidad? Y, además, pensé: no sé nada sobre asuntos globales. Sin embargo, en ese momento ya poseía la sabiduría de saber superar mis miedos y confiar en la guía interior en lugar de mi mente racional. Implícitamente confié en que sería guiada de adentro hacia afuera en este esfuerzo. En unas horas ya tenía un apartamento en la ciudad de Nueva York y luego uno enfrente de las Naciones Unidas. La ONU es el único lugar del mundo donde encontramos a todos los pueblos y culturas representados bajo un mismo techo. Podemos interactuar, leer los periódicos de los otros y obtener una comprensión de los asuntos globales superior a la que proporcionan nuestros sesgados medios de comunicación corporativos nacionales. Florecí en las Naciones Unidas; estuve absorbida aprendiendo acerca de la conciencia y de los asuntos mundiales, y entablé amistad con la comunidad internacional. Cuando se está comprometido con el servicio, de alguna manera aparecen los colegas y compañeros correctos para ayudarnos. Y de hecho lo hicieron. Mi punto de vista de la espiritualidad se expandió considerablemente en ese tiempo. Todo el trabajo que hacemos en nuestra vida personal es sólo el comienzo; es una preparación para un mayor servicio a la totalidad.

Entre 1987 y 1991 seguí aprendiendo sobre los asuntos globales. Estaba concentrada tratando de entender por qué libramos guerras destructivas unos con otros y elegimos apoyar las ganancias corporativas más que el medio ambiente. ¿Por qué las naciones actúan para su propio interés y no por el bien común? ¿Qué podíamos hacer? Co-fundé el Caucus de Valores en 1996 y el Caucus Espiritual en el año 2000 en las Naciones Unidas. Ambos grupos han reflexionado profundamente sobre las causas del conflicto, descubriendo la diversidad de las cosmovisiones y los valores culturales. Presionamos con éxito para integrar un nuevo lenguaje y nuevos conceptos en los tratados y documentos internacionales y por la inclusión de la educación y de los valores espirituales de manera permanente. Me informé sobre los esfuerzos humanitarios en todo el mundo y desarrollé técnicas de curación para el estrés traumático secundario, y más, en la ex Yugoslavia con una subvención USAID. Mi preocupación no se limitaba ya a mi propio país, sino a toda la humanidad. En las Naciones Unidas dicen que ‘humanidad’ es la palabra más pronunciada. Esto sucedió porque estaba allí. Me identifiqué a mí misma no sólo como un monje en el mundo, sino también como una ciudadana global o kósmica.

.

PARTE II

Kosmos Journal: La nueva civilización emergente

En el proceso de nuestro trabajo en las Naciones Unidas, comencé a identificar a las organizaciones no gubernamentales, a los embajadores y personal que tenían perspectivas más globales que nacionales, y cuyas políticas reflejaran valores universales profundos. En el año 2000 formamos un pequeño grupo de personas globalmente conscientes y espiritualmente orientadas de diferentes continentes. Este fue el comienzo de lo que eventualmente se convirtió en KOSMOS. A medida que nos desarrollamos, poco a poco, primero nos convertimos en una personalidad integrada y más tarde hacemos contacto con el alma y el corazón, la fuente de sabiduría, amor y propósito y necesitamos un vehículo a través del cual expresar el trabajo de nuestra vida. Este fue el mío. Como otros pioneros de la nueva civilización emergente, yo no era una periodista con formación y no tenía ninguna experiencia en este campo. Otra vez vencí mis miedos por algo más grande que mi pequeño ego y con humildad acepté el servicio que me fue ofrecido. Medité más para ayudarme a encontrar guía en todo esto. ¿Cómo debería ser una revista sobre la nueva conciencia, cultura y civilización planetaria emergente? ¿Había necesidad de dicha publicación, y a quién le serviría?

Kosmos es para aquellas personas que desean entender, e incluso participar, en la era de transición de una sociedad industrial a una sociedad de información y de la gente: la nueva civilización. Es para todos los que han quedado desilusionados con la actual cultura de codicia y materialismo, de falta de respeto y profundo sufrimiento causado por las desigualdades en el aprovechamiento de los recursos y la riqueza del mundo. Es para aquellos que quieren ser dirigidos por las voces más refinadas y nobles que han hecho contacto con algunos aspectos de la nueva civilización, pero que no tienen el tiempo para tamizar entre los falsos profetas a fin de encontrar un núcleo de verdad. Es para aquellos que desean recuperar un estado donde el corazón es tan central a nuestra humanidad como nuestra mente. (Kosmos) Es para aquellos encendidos con la pasión de hacer la diferencia y crear un nuevo mundo basado en el poder generador de vida y de espíritu.

Seguimos evolucionando con los tiempos y, poco a poco, la nueva civilización emergente va tomando forma y se perfila con mayor claridad. A través de los años, las siguientes corrientes de sabiduría se han vuelto esenciales para KOSMOS, y éstas siguen evolucionando. Por falta de espacio, presento a grandes rasgos estas corrientes, y les animo a leer los artículos completos en nuestro sitio web: www.kosmosjournal.org 

.

La nueva civilización emergente: Un tiempo de transformación

La primera edición de KOSMOS se publicó con $2500 (no digas nunca que se necesita mucho dinero para cumplir una misión espiritual), un regalo de la Fundación Lifebridge. Era el año 2001 y comenzábamos a ver los signos de la descomposición y el avance de la conciencia, las culturas, las instituciones y las civilizaciones. La ciencia ya había demostrado lo que los contemplativos han sabido durante siglos: que vivimos en un mundo interdependiente y, por lo tanto, esta Gran Transformación sería global e incluiría a toda la vida –el cuerpo, los sentimientos, la mente y el espíritu–. Mientras que el mundo moderno pone énfasis en el individuo, el mundo post moderno e integral enfatiza el ‘nosotros’, lo colectivo y, debido a eso, realizamos nuevos esfuerzos colaborativos y redes globales para gestionar la complejidad de los desafíos actuales.

La perspectiva racional analítica moderna, considera el ego como una entidad separada, en lugar de comprender que la esencia de la vida son sus relaciones; rechaza la experiencia subjetiva y las diferentes formas de conocimiento, eliminando así lo que es más humano en todos nosotros; divide el mundo en piezas fragmentadas, en lugar de reunirnos en una síntesis como lo hace la nueva conciencia. Las personas de todos los países del mundo están percibiendo el cambio trascendental en la conciencia a medida que Internet y las empresas transnacionales conectan la humanidad por primera vez en la historia. Sólo cuando rompemos con los hábitos individuales y colectivos, logramos la extraordinaria oportunidad de curar las heridas personales y sociales y crear una nueva civilización que trabaje para el bien común. Nuestra visión es audaz: dar seguimiento a una nueva civilización emergente que no sólo funcione para todos, sino que funcione en una frecuencia más elevada a medida que nuestro conocimiento y sabiduría amplíen nuestra conciencia y perspectiva mundial. Esta es la pasión del KOSMOS.

.

El corazón: Fuente de belleza, verdad y bondad

KOSMOS invita a las personas que tienen conocimiento experto sobre la vanguardia de la evolución y que además escuchan y hablan desde el Corazón (el chakra), la fuente de sabiduría y compasión, para que contribuyan con sus artículos. A medida que se superan los miedos, el centro del corazón se abre para suavizar y curar; pierde su función de auto-protección y expande nuestra visión aportándonos compasión y bondad. El corazón comprende los aspectos sociales, políticos, económicos y humanos en el contexto más amplio posible. La sabiduría del corazón es comprensión incluyente en todos los niveles del ser y del llegar a ser — y de la creación misma. Combinando cabeza y corazón, nuestros colaboradores inspiran e impulsan a nuestros fieles lectores a un activismo sagrado con propósito.

La belleza siempre ha sido un complemento imprescindible de nuestros inspiradores, informativos y atractivos artículos. Para mí no es posible trabajar con eficacia si no incluyo ambos lados del cerebro en lo que el hermano Wayne Teasdale llama ‘infinita sensibilidad’. Fotógrafos ganadores de premios publican sus trabajos en KOSMOS sabiendo que su creación artística se irradiará a través de la tecnología y procesos de color más modernos disponibles para crear una experiencia conmovedora de profunda belleza. Muchos nos dicen que con simplemente sostener la revista en sus manos, sienten la presencia del corazón y el dinamismo del cambio, rompiendo barreras y acercándolos a lo divino. La belleza está en todas partes: en el entorno donde trabajamos, en los niveles sutiles y en la sustancia de KOSMOS.

Willie-and-Sophia1

Fotografía informal tomada por sorpresa en su cumpleaños en 2015

.

Una visión más amplia: Ampliar nuestros compromisos y responsabilidades

Nuestra escala de compromiso va desde lo egocéntrico a lo etnocéntrico, a lo mundocéntrico, a lo kosmocéntrico. Nuestra perspectiva intergeneracional anima el cuidado y el compromiso con todas las generaciones y la interacción entre ellas. Honramos y respetamos las generaciones pasadas que sentaron las bases para la nueva civilización, a nuestros socios y colegas actuales en el descubrimiento y acción sobre lo nuevo, y también respetamos las necesidades de las generaciones futuras que heredarán el mundo que les dejemos. Nuestra visión se amplía para incluir la relación y salvaguarda de los otros reinos de la naturaleza: los animales, las plantas y los minerales. Estamos deseosos de publicar acerca de nuevas capacidades, de formas ampliadas de conocimiento, de una ‘sensibilidad infinita’ a otras frecuencias disponibles por encima de la intuición que a menudo se desarrollan en las prácticas contemplativas o se revelan espontáneamente. Nuestros artículos atienden nuevas competencias y habilidades como la capacidad de resiliencia y adaptación necesarias para vivir y florecer en la nueva civilización. Nuestras áreas de interés continúan aumentando y profundizándose a medida que descubrimos nuevos signos que emergen.

Aumentar nuestras áreas de interés es parte inherente de la espiritualidad en la nueva civilización. Como ciudadana global, he estado afiliada a las Naciones Unidas desde 1987. En el año 2012 la ONU confirió estatus consultivo a KOSMOS como un reconocimiento a su labor mundial. Desde que comenzamos a llevar esta estadística en junio de 2011, hemos tenido visitantes de 195 países en nuestra página web, ciudadanos de todo el mundo que trabajan juntos para exigir que los líderes mundiales tomen medidas más efectivas para abordar las cuestiones globales urgentes como los derechos humanos, el cambio climático, el desarrollo sostenible, la reducción de la pobreza, la prevención y eliminación de conflictos entre países y otros más. Más allá de lo global, nuestra investigación se extiende a nuestro lugar en el universo, a medida que la dirección de la evolución se vuelve cada vez más incluyente. El nombre de la revista KOSMOS continúa recordándonos nuestro propósito de alinearnos con este momento histórico evolutivo y el espíritu mismo (la voluntad) de Kosmos.

.

Enfoques integrales y evolutivos, el carácter sagrado de la naturaleza, la vida como valor determinante.

Lo Integral y lo Metaintegral ofrecen el mapa más holístico para resumir nuestro marco conceptual. KOSMOS trabaja con las cuatro coordenadas de la realidad que están evolucionando, tal como las expone Ken Wilber: la conciencia interior individual; la conciencia interior colectiva, como las visiones del mundo y la cultura desarrollada a través de la inteligencia colectiva y métodos dialógicos; el activismo y servicio espiritual individual; y las instituciones colectivas como el gobierno, la economía, la educación, los medios de comunicación y la ciencia. La espiritualidad integral está evolucionando y se desarrolla en etapas; comprende la curación interna del individuo y del colectivo y la ampliación de nuestra sensibilidad y capacidades. La espiritualidad en la nueva civilización, o Segundo período Axial, también reconoce las condiciones externas que han creado innumerables injusticias y la pobreza de miles de millones y entiende que tenemos la responsabilidad de transformar estas condiciones, no sólo para desarrollar nuestra propia relación con un poder superior como en el primer período Axial de la aparición de las religiones tradicionales del mundo, sino de encargarnos verdaderamente de nuestro hermano. Para eso tenemos que asumir la responsabilidad de realizar cambios sistémicos en todas nuestras instituciones.

Don Beck, fundador de la Espiral Dinámica Integral es uno de nuestros aportantes en el desarrollo de valores culturales, aplicados en situaciones de conflicto en todo el mundo. Ahora estamos aprendiendo como comunicarnos con los sistemas de valores culturales diferentes: tribal, tradicional, moderno, post moderno y perspectivas integrales, y encontrar el valor de cada perspectiva. Barrett Brown escribe sobre esto con gran claridad en KOSMOS. Estas diferencias de valores son las responsables de muchos de los conflictos en el mundo, desde lo personal hasta lo global. John Stewart (el Manifiesto Evolutivo) y Carter Phipps (Evolucionarios) también contribuyen a nuestra comprensión de la evolución como principal motor de transformación. Además, presentamos una perspectiva Kósmica de un universo vivo (Brian Swimme, Mary Evelyn Tucker, Teilhard Chardin, Thomas Berry, Duane Elgin). La vida misma es el valor determinante. La nueva espiritualidad enriquece y amplía la vida y trabaja con las energías fundamentales del universo que están a nuestro alcance. El reconocimiento de la Madre Naturaleza como Maestra y sustentadora sagrada, corre a través de KOSMOS: permacultura, biomimética y la importancia del lugar tal como se desarrolla en el Santuario Lifebridge.

.

El poder de la gente: La transformación de las instituciones, desde lo local hasta lo global

Una característica importante de la nueva civilización es la transición del poder jerárquico dominante al poder distributivo de las personas. Hemos hecho muchas preguntas en nuestro viaje, especialmente sobre el poder y de quién tiene el poder para llevar a cabo los cambios necesarios para lograr un nuevo mundo planetario, compasivo y sostenible. Desde los activistas comunes hasta Mikhail Gorbachev, la respuesta es la misma: la sociedad civil. La sociedad civil ahora es reconocida como una conductora con poder potencial igual al de los gobiernos y las corporaciones. Además de encontrar nuestro propio don y propósito en la vida, la nueva civilización tiene que ver con redes, colaboración, la sociedad civil y las protestas internacionales por la democracia, el poder y la igualdad. Estamos trabajando por el bien del grupo como un individuo autónomo. La inteligencia/sabiduría colectiva es necesaria para hacer frente a la complejidad y escala de los problemas y desafíos. Los grupos están experimentando con estos enfoques, como el caso de Collective Presencing que aprovecha la sabiduría de un grupo a través de las técnicas contemplativas. Occupy está desarrollando enfoques horizontales increíbles que pueden incluir la voz de las multitudes en todo el mundo (KOSMOS, primavera 2013), conectando potencialmente las voces de toda la humanidad por primera vez.

La colisión entre los mercados y los estados en la privatización y regulación de los recursos comunes que debieran ser el derecho soberano de todos los ciudadanos desde su nacimiento, ha dado lugar a una desigualdad extrema de la riqueza. El movimiento de “Los Comunes” está aumentando para preservar los recursos naturales, culturales y digitales que hemos heredado, creado y necesitamos para la supervivencia de las generaciones futuras. Líderes de este movimiento como James B. Quilligan, David Bollier, Silke Helfrich, Leo Burke y otros, publican sus artículos en KOSMOS. En la línea de los comunes, el “P2P”, fundada por Michel Bauwens, es otro movimiento fuerte, que destaca el poder distributivo. Subsidiariedad y soluciones a los problemas en el nivel donde la mayoría sufre, es otro principio importante que está emergiendo en la civilización planetaria.

Las protestas en todo el mundo están ahora alcanzando un nivel nacional y se han vuelto internacionales, como el movimiento Occupy, la primavera árabe, los Zapatistas, el M 15, No más Marcha Lenta, Tomar la Plaza, Via22, GlobalNoise y otras alianzas y sistemas de comunicación innovadores. Michael Badger escribe sobre el giro que dio Occupy, de las protestas hacia esfuerzos humanitarios como Occupy Sandy, que está encontrando soluciones en lugar de simplemente decir ‘No’ a las corporaciones y al régimen. Las agendas son las mismas en todo el mundo, un clamor por el fin de la privatización y el surgimiento de la democracia directa, la justicia y la igualdad. Sin estos valores básicos en operación, es imposible que las personas realicen su pleno potencial espiritual y que surja la nueva civilización.

.

De la contemplación, a la visión, a la acción: creando el mundo de la forma y las estructuras que reflejen la conciencia emergente

Es un momento de transformación sistémica en todas nuestras instituciones. Ellas deben evolucionar al paso con la nueva conciencia. Kosmos monitorea los desarrollos de vanguardia más sostenibles y compasivos de los servidores dedicados del mundo, armados con una pasión y una paciente determinación de hacerlo, en cada campo del esfuerzo, a pesar de cualquier obstáculo que se presenta para crear un futuro positivo para todos. Podemos ver nuevas propuestas de gobierno surgiendo en todas partes; la mayoría se centran en la democracia directa y la sociedad civil como motores importantes del cambio. Destacamos innovadores como Mikhail Gorbachev, Tom Atlee, el Movimiento de los Comunes y el Referendo Constitucional del pueblo de Islandia que liberó al país de la deuda en un momento de crisis financiera mundial. En economía monitoreamos y publicamos el trabajo del Centro Schumacher para la Nueva Economía, la Fundación Nueva Economía, el Instituto de Nueva Economía, Economía Sagrada y el Movimiento de los Comunes. En nuestra revista encontrarás a David Cooperrider, fundador del trabajo teórico “Encuesta Apreciativa” que está creando una revolución positiva de liderazgo del cambio, y a Rinaldo Brutoco, fundador de la Academia Mundial de Negocios, que aporta perspectivas globales para los negocios del siglo XXI.

Una de las características de la Nueva Civilización es la educación de la persona — cuerpo, mente, alma y espíritu—. Algunos líderes en este campo son Parker Palmer, Arthur Zajonc y Linda Lantieri. Educadores innovadores están ofreciendo cursos de los mejores profesores del mundo a través de Internet, que llegan a millones de personas. En un universo en evolución, el aprendizaje permanente se acepta ahora como una necesidad en todo el mundo y se mejora a través de Webinars que siguen multiplicándose. Los medios de comunicación independientes, a menudo con un componente de periodismo ciudadano, todavía es marginal, pero los despiertos los reconocen cada vez más como la única vía de información imparcial en la actualidad. Estamos aprendiendo a discernir lo que es propaganda y el efecto que nos dan a través de los medios televisivos y corporativos para mantenernos distraídos y que no resistamos los crecientes ‘crímenes’ que nuestros gobiernos cometen para calmar a sus donantes ricos.

Elizabeth Sahtouris es prominente en las nuevas ciencias, así como Arthur Zajonc. El video y los materiales educativos de “Viaje por el Universo” de Brian Swimme y Mary Evelyn Tucker están ganando la atención generalizada de personas de todas las edades. Monica Sharma (anterior jefe de programas de liderazgo de las Naciones Unidas) facilita el nuevo liderazgo transformacional basado en el intercambio de recursos de sabiduría que afectan a miles de personas en todo el mundo. Y la lista continúa. Estos pioneros valientes son la primera oleada de lo que será un tsunami de pioneros dedicados a la aparición de una nueva civilización alineada con la intención Kósmica, basada en la compasión y la creatividad natural. Estamos aquí y somos nosotros. Mundo, ¡aquí venimos!

La nueva civilización y cultura que todos anhelamos se basa en el despertar humano global a una gigante reflexión mundial y una contemplación sobre quién somos y para qué se nos ha dado el don de la vida en el planeta tierra por unos pocos y cortos años. ¿Cuál es nuestro papel en el vasto universo? ¿Cuál es nuestra responsabilidad para cuidar el mundo natural —nuestros recursos minerales, la vida vegetal y los animales— que nos han dado un hogar y cuidado durante 3,8 billones de años? ¿Cómo podemos vivir juntos como humanidad celebrando nuestra diversidad? ¿Seremos capaces de organizar nuestras instituciones e innovar creativamente nuestro futuro en el tiempo? ¿Utilizaremos nuestra conciencia autorreflexiva para desarrollar nuestras capacidades internas  y hacer la transición desde una era industrial hacia una nueva civilización que nos beneficie a todos?

Estos son los temas candentes de los que se ocupa KOSMOS. Agradecemos a nuestros brillantes colaboradores y artistas ‘infinitamente sensibles’, que han sacrificado su vida personal para hacer la diferencia. Su compromiso proviene de un lugar profundo de intuición del futuro y de preocuparse profundamente por nuestros hijos y por las futuras generaciones que heredarán la tierra que dejaremos atrás.

—-

Fuente original en inglés:
http://www.kosmosjournal.org/other-article/the-spiritual-foundation-of-kosmos-journal/

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: