Inicio » Ajedrez » Beneficios

Beneficios

Reconocido mundialmente por sus méritos para el desarrollo de la inteligencia, el ajedrez tiene aplicaciones específicas para la educación. Algunos de sus beneficios son:

  1. Invaluable herramienta lúdico-pedagógica.
  2. Ayuda al desarrollo de las funciones ejecutivas del cerebro, tal como lo conciben hoy las neurociencias.
  3. Contribuye al desarrollo de la triple inteligencia: emocional (Daniel Goleman), relacional (Luis Yepes) y ejecutiva (José Antonio Marina).
  4. Ayuda al niño a captar el valor de “la norma”, a socializar y a entablar amistades de valía.
  5. Gimnasio ideal para la voluntad: reconocimiento por parte del niño del valor de la disciplina y de la responsabilidad por las decisiones tomadas.
  6. Fortalece el pensamiento crítico y la capacidad de autoevaluación.
  7. Facilita la comprensión lectora (argumentos del galardonado periodista español Leontxo García).
  8. Sensibiliza estéticamente: el ajedrez es una danza de la lógica.
  9. Contribuye realmente al desarrollo mental de niños con TDAH.
  10. Ejercita el pensamiento estratégico (abstracción) y el pensamiento táctico (concreción).
  11. Prepara para ulteriores desarrollos del pensamiento sistémico y sinérgico: relaciones constructivas entre el todo y las partes (hallazgos del pensador contemporáneo Ervin Laszlo).
  12. Sienta bases sólidas para la interiorización de valores y para el sentido creador, esenciales para un buen vivir.

——-

El excampeón mundial Kasparov habló en el Parlamento Europeo sobre los beneficios del ajedrez. Su ponencia contribuyó a inclinar la balanza a favor del ajedrez en las aulas de Europa.

Video (Inglés) https://www.youtube.com/watch?v=0GI4kCrJLik

En su intervención ante el Parlamento Europeo, en febrero de 2012, Kasparov resumió en forma magistral los beneficios del ajedrez:

¿Por qué el ajedrez en la educación?

Los beneficios que obtiene un niño a través del ajedrez son enormes:

  • La capacidad de visualizar mentalmente movimientos y patrones
  • Crear planes
  • Enfocar sus pensamientos y energías
  • Resolver problemas a medida que surgen
  • Aplicar conjuntos de conocimientos en formas dinámicas y creadoras

Todas estas capacidades son transferibles a otros campos académicos.

En una era en la que se está generando información a ritmos que sobrepasan cualquier otra área, no es suficiente con asimilar esa información sino que debe ser procesada en una forma muy inteligente.

Beneficios

 

——-

Ajedrez en las aulas: argumentos irrefutables

Fragmentos de artículo publicado en el periódico EL PAIS, España
Fuente: http://deportes.elpais.com/deportes/2015/02/11/actualidad/1423684794_011937.html

Alumnos de primaria juegan partidas de ajedrez en clase de matemáticas. / LUIS SEVILLANO

Con sólida base científica, los beneficios del ajedrez se pueden resumir en diez:

1. Desarrolla la inteligencia

No sólo la cognitiva, también la emocional, como indica un estudio de la Universidad de La Laguna (Tenerife) de 2012, publicado en español e inglés. Además desarrolla al menos cinco de las ocho inteligencias de Gardner: matemática, lingüística, espacial, intrapersonal e interpersonal (las otras tres son musical, corporal y naturalista).

2. Gimnasio de la mente

Hay suficientes indicios sólidos y estudios científicos para afirmar que la práctica frecuente del ajedrez retrasa el envejecimiento cerebral, y por tanto podría retrasar durante años el mal de Alzheimer. Es un excelente gimnasio mental.

3. Otras aplicaciones sociales

La lista de experiencias con éxito en diversos países (muchas de ellas en España) es larga: niños hiperactivos (TDAH), con autismo, síndrome de Ásperger, superdotados, síndrome de Down, cáncer infantil, talleres de desempleados, cárceles, reformatorios, rehabilitación de drogadictos….

4. Adaptado al siglo XXI

Es el único deporte que se puede practicar y enseñar por Internet.

5. Universal

La Federación Internacional (FIDE) cuenta con 182 países afiliados; sólo el fútbol y el atletismo tienen más.

6. Infraestructura de muy bajo coste

Basta con un tablero y unas piezas, o ni eso si se practica con una aplicación para ordenador o teléfono.

7. Buena imagen

Está ligado a la inteligencia.

8. Más de 15 siglos de historia

Su invención se remonta, como mínimo, al siglo V. El ajedrez moderno, con las reglas actuales, se inventó en España –muy probablemente en Valencia- a finales del siglo XV.

9. Personajes fascinantes

Esta cualidad y la anterior son recursos muy útiles para hacer más ameno y eficaz el trabajo de pedagogía y difusión de profesores y periodistas.

10. Conexiones fascinantes con la ciencia y el arte

Por ejemplo, el ajedrez, la música y las matemáticas son las actividades que producen más niños prodigio. Ninguna computadora puede jugar aún perfectamente al ajedrez –no lo harán hasta que existan las cuánticas- porque el número de partidas posibles (un uno seguido de 123 ceros) es superior al de átomos en el universo conocido (un uno seguido de 80 ceros).

—–

El ajedrez ayuda a pensar: Documento de GSD (Gredos San Diego), colegio sede del Congreso de Educación y Aplicaciones Sociales del Ajedrez, España, 2013.  Fuente:
http://www.gredossandiego.info/cuadernosgsd/41/archivos/assets/downloads/publication.pdf

EL AJEDREZ SE IMPARTE ya en colegios de tantos países que resulta difícil completar la lista. Los argumentos para justificar su gran utilidad pedagógica son irrefutables. Es una herramienta para enseñar a pensar, y su práctica frecuente no solo desarrolla la inteligencia cognitiva, sino también la socio-afectiva, y retrasa el envejecimiento cerebral. Es de bajo coste, universal y se puede practicar por internet y a cualquier edad. Todo indica que el futuro inmediato será de crecimiento exponencial: el Parlamento Europeo, con el apoyo de 415 eurodiputados, recomendó en 2012 la introducción del ajedrez como asignatura en todos los colegios. Muchos estudios, realizados desde 1925 en países de los cinco continentes, demuestran que los niños ajedrecistas desarrollan más la inteligencia y logran resultados académicos mejores que los no ajedrecistas, especialmente en matemáticas y lectura.

De acuerdo con algunos de los estudios mencionados, el ajedrez desarrolla veinticinco cualidades: memoria, concentración, razonamiento lógico, pensamiento científico, autocrítica, responsabilidad personal, motivación, autoestima, planificación, previsión de consecuencias, capacidad de cálculo, imaginación, creatividad, paciencia, disciplina, tenacidad, atención a varias cosas a la vez, cálculo de riesgos, deportividad, sangre fría, cumplimiento de las reglas, respeto al adversario, visión espacial, combatividad y deseo de aprender. El ajedrez desarrolla al menos cinco de las ocho inteligencias de Howard Gardner (Premio Príncipe de Asturias 2011): lógico-matemática, lingüística, espacial, intrapersonal e interpersonal; las otras tres son: musical, corporal y naturalista.

Pero hay dos grandes problemas:  1) Escasez de profesores con formación pedagógica y necesidad urgente de formarlos; y 2) exceso de métodos de enseñanza diferentes; cada maestrillo tiene su librillo. Además, se comete con frecuencia el error de pensar que el objetivo de las clases de ajedrez es crear jugadores, en lugar de enseñar a pensar o utilizarlo como método transversal para otros aprendizajes. De esas reflexiones, asumidas por los Colegios Gredos San Diego y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) surgió el I Congreso de Pedagogía y Aplicaciones Sociales del Ajedrez. (http://www.chesshelpsyouthink.com). Gracias a que España es el país líder en esta especialidad, la nómina de ponentes y directores de taller que transmitieron su sabiduría fue de primera fila mundial, ya que, además, se enriqueció con tres eminencias provenientes de América. El director del Congreso, Leontxo García Olasagasti, dijo en la inaguración del evento que “tras cuarenta años como ajedrecista (jugador durante diez, y treinta dedicado al periodismo, la investigación y la divulgación), siento que este congreso marcará un antes y un después en cuanto al reconocimiento del ajedrez como un instrumento educativo de gran interés. Y me atrevo a garantizar que será una experiencia muy positiva”.

——

 Jesús Jarque, experto en pedagogía y psicología escribe sobre los beneficios del ajedrez: 

Ajedrez para mejorar la inteligencia

Las ventajas del ajedrez para mejorar la inteligencia siempre se han puesto de relieve. Además de ser un entretenido juego milenario, es un material muy potente para estimular diferentes funciones cognitivas del cerebro, especialmente las llamadas funciones ejecutivas. Si se tuvieran realmente en consideración los beneficios del ajedrez, su aprendizaje y su práctica serían habituales en la escuela. En este artículo te presento cómo el ajedrez contribuye a mejorar la inteligencia.  En este artículo voy a explicarte los beneficios del ajedrez para mejorar la inteligencia, concretamente cómo contribuye a estimular  las funciones ejecutivas otros aspectos del rendimiento cognitivo y de la conducta.

Atención y concentración

El ajedrez exige obligatoriamente mantener la atención y la concentración a lo largo de la partida. Exige atender a todos los movimientos del contrario y a todas las posibilidades que presenta cada pieza.

El mantenimiento de la atención es recompensado continuamente a lo largo del juego, evitando pérdida de piezas o consiguiendo eliminar las del contrario.

Anticipación

La anticipación es una función ejecutiva que suele estar deficitaria en niños y adultos con poca capacidad de autocontrol. Implica anticiparse a las consecuencias sin necesidad de ensayar.

En el ajedrez hay continuas demandas de anticipación: en cada turno el jugador debe anticipar las consecuencias de realizar los diversos movimientos de sus piezas sin necesidad de llegar a ejecutarlas.

Planificación

La planificación es otra función del lóbulo frontal que consiste en tratar de resolver una situación problemática conforme a un plan o estrategia. Se contraponen a un sistema de “ensayo-error”.

En el ajedrez refuerza y se premia el uso de una planificación, de ir desarrollando diferentes estrategias a lo largo de la partida. Si además a los niños se les enseñan diferentes tácticas de juego para ponerlas en práctica, la planificación será más eficaz.

Autocontrol

El ajedrez estimula el autocontrol. En primer lugar, el sistema de turnos obliga a un cierto autocontrol; por otro lado refuerza este aspecto cuando obliga a controlar el impulso de “comer una pieza del contrincante, cuando las consecuencias van a ser peores. Por ejemplo, no vale la pena “comer” un Peón, cuando arriesgas perder la Reina.

Flexibilidad

La flexibilidad cognitiva consiste en modificar el patrón de respuesta en función de la situación y de las demandas. El ajedrez obliga a ser flexibles y a adaptarse a las circunstancias del juego.

En primer lugar, el hecho de que cada pieza tenga su propio movimiento, ya estimula la flexibilidad, porque no pueden moverse todas las piezas de igual manera. Pero además, a lo largo de la partida se estimula la flexibilidad porque obliga y premia la capacidad de cambiar el plan, de buscar continuamente una salida o nuevas formas de plantear el juego.

Estructuración espacial

Pero además de estimular las funciones ejecutivas anteriormente descritas, hay otros aspectos del ajedrez para mejorar la inteligencia. Por ejemplo, la estructuración espacial, entendida como la capacidad de procesar estímulos relacionados con su distribución en el espacio.

El tablero de ajedrez es un espacio con su estructura, al igual que ocurre con las casillas. Las piezas se desplazan por él, se despliegan y “atacan” con un criterio espacial: horizontal, vertical, diagonal o el Caballo, que tienen unos movimientos peculiares. Todo esto ayuda y estimula la estructuración espacial.

Tolerancia a la frustración

El ajedrez también ayuda a tolerar la frustración. A lo largo del juego, se pueden vivir diferentes frustraciones: perder piezas, no lograr eliminar las piezas del contrario, ver que la propia estrategia no es efectiva, etc. Mediante la práctica continuada del ajedrez se aprende a tolerar estos aspectos emocionales y a sobreponerse a las frustraciones de la partida.

Aplazar recompensas

Al igual que ocurre con la tolerancia a la frustración, el ajedrez premia la capacidad de aplazar la recompensa. En muchas situaciones del juego obliga a reprimir determinadas jugadas, como comer una pieza, o las consecuencias negativas que pueda tener perder una pieza de más valor, y aplazará para otro momento a este tipo de reacciones.

 

Lo bueno del ajedrez es que se trata de una actividad manipulativa: las piezas del tablero se manipulan, en el sentido estricto de la palabra. Pero además se trata de un juego, por tanto, que hace disfrutar, divertirse y despertar diferentes emociones. Todo ello aumenta la motivación y mejora las condiciones para aprender. Por esto, recomiendo el juego clásico con sus piezas, mejor que las versiones electrónicas.

Ajedrez para mejorar la inteligencia en el colegio y fuera de él

Jugar al ajedrez en el colegio, en el aula, en determinados momentos, en sesiones de apoyo especializado o en el hogar,no es perder el tiempo.

El ajedrez en la escuela

En algunos centros lo tienen como actividad para los que terminan las tareas. En otros se ha incorporado como taller de refuerzo. Hay quien lo utiliza como actividad en sesiones de apoyo especializado. Incluso otros colegios disponen de una sala de ajedrez para que los alumnos que lo deseen puedan jugar durante los recreos.

El ajedrez fuera de la escuela

Fuera del contexto escolar existen centros y gabinetes psicopedagógicos donde el ajedrez forma parte de las tareas de rehabilitación cognitiva, e incluso organizan talleres basados en este juego.

Yo mismo, como orientador, lo he recomendado a muchas familias en casos de alumnos con trastornos del espectro autista, con trastorno por déficit de atención con hiperactividad, o en casos de dificultades en algunas funciones ejecutivas.

Lo puedes usar con niños a partir de los 8 años, incluso hay quien comienza a jugar antes

En todo caso, el ajedrez tiene muchas ventajas y está poco explotado. Por ello te animo utilizarlo y te animo a compartir sus experiencias y los usos que hacen del ajedrez como herramienta para mejorar la inteligencia.

Otros materiales de estimulación

Además del ajedrez para mejorar la inteligencia, en el sitio web de Familia y Cole (familiaycole.com) dispones de otros materiales que sirven para estimular algunos aspectos cognitivos.

JESUS JARQUE GARCÍA – Licenciado en Pedagogía. Master en Psicología y Gestión Familiar. Máster Europeo en Coaching Pedagógico y Educacional. Experto en Atención Temprana. Miembro de la Sociedad Española de Pedagogía. (jesusjarque.com)
——

El ajedrez ayuda a fortalecer la función ejecutiva del cerebro

marina

En las neurociencias se afirma claramente que el ajedrez contribuye a fortalecer en los niños la importante labor del cerebro conocida como función ejecutiva. A los interesados en este fascinante tema se les sugiere escuchar este video de 15 mintuos, del gran escritor y conferencista español José Antonio Marina. Tema: Función Ejecutiva y la Educación (15 minutos):
http://www.youtube.com/watch?v=cHg52tn7uoA

El siguiente enlace remite a un estudio invaluable, también de José Antonio Marina, sobre el ajedrez como gimnasio para el desarrollo de las funciones ejecutivas del cerebro: http://www.ceide-fsm.com/wp-content/uploads/2013/10/Ajedrez-y-funciones-ejecutivas.pdf

Enlace a un video con un documental bien realizado en México, ameno y motivador sobre el ajedrez. Se titula La promoción. Incluye breves reportajes de torneos, escenas de una clase de ajedrez para niños y entrevistas con expertos en la materia. http://www.youtube.com/watch?v=nFV91MJnoUc

Recomiendo además, en forma especial, dos conferencias de Leontxo García, autoridad mundial en la divulgación del ajedrez y sus beneficios. La primera es una conferencia excepcional de 20 minutos dada por Leontxo en la Escuela de Padres de un colegio que lleva 12 años enseñando el ajedrez como material del pensum. Presentación a cargo del director del colegio español “El Altillo School” en Jerez. https://www.youtube.com/watch?v=nlkTiMT1HI4

Otra conferencia de Leontxo García, de hora y media, es la titulada Ajedrez Gimnasio de la Mente, que ofrece una visión amplia y apasionante sobre las muchas facetas que ofrece el ajedrez. Conferencia en la Sala de Arte y Cultura de la Fundación Caja Canarias sobre los valores del ajedrez. Allí menciona su importancia para la prevención de enfermedades degenerativas como el Alzeimer. https://www.youtube.com/watch?v=E5rjaa0Axqw

——

Una gran conferencia a cargo del Gran Maestro Miguel Illescas, ocho veces campeón de España. Este maestro nos habla sobre los valores que procura el ajedrez en la educación de nuestros jóvenes y cómo las nuevas tecnologías lo hacen, más que nunca, accesible a todos.

——

Magnífico video sobre el ajedrez como terapia. El psiquiatra infantil Hilario Blasco reporta sus investigaciones y presenta el programa JAQUE MATE AL TDAH:

“El ajedrez se está posicionando como algo mucho más allá de un juego de mesa. Útil como terapia para niños con trastornos, para personas con problemas para relacionarse o problemas sociales… Pero también para cualquier persona, sirve como entrenamiento para organizar la mente y aprender a tomar decisiones”.

——

El Caso del Ajedrez como una herramienta para el desarrollo mental de nuestros niños

Por el Dr. Peter Dauvergne

Peter Daugergne es autor, ambientalista y profesor de relaciones internacionales en la Universidad de British Columbia. Ha publicado 13 libros y numerosos artículos académicos. Algunos de sus trabajos han sido traducidos al japonés, español, portugués, francés y árabe, entre otros idiomas. Es además Maestro Internacional de Ajedrez.

Este artículo examina los estudios pedagógicos y psicológicos para determinar los beneficios para los niños de estudiar y jugar al ajedrez. Estos muestran que el ajedrez puede:

 Elevar el coeficiente intelectual (CI).

 Fortalecer las habilidades para resolver problemas, enseñar a tomar decisiones difíciles y abstractas de forma independiente.

 Mejorar la lectura, la memoria, el lenguaje y la capacidad matemática.

 Fomentar el pensamiento crítico, creativo y original.

 Proporcionar práctica en la toma de decisiones precisas y rápidas bajo presión de tiempo, una habilidad que puede ayudar a mejorar los resultados de los exámenes en la escuela.

 Enseñar a pensar de manera lógica y eficaz, aprendiendo a seleccionar la “mejor” opción entre un gran número de posibilidades.

 Desafiar a los niños talentosos, y  ayudar potencialmente a los estudiantes con bajo rendimiento a aprender a estudiar y esforzarse por la excelencia.

 Demostrar la importancia de la planificación flexible, la concentración, y las consecuencias de las decisiones.

 Llegar a los niños y niñas, independientemente de sus capacidades físicas o antecedentes socio-económicos.

Teniendo en cuenta estos beneficios educativos, se llega a la conclusión de que el ajedrez es una de las herramientas de enseñanza más eficaces para preparar a los niños para un mundo cada vez más abrumado por la información y duras decisiones. ¿Es el ajedrez un arte? ¿Una ciencia? Algunos afirman que es ambas cosas. Sin embargo, seamos honestos, no deja de ser un juego. Divertido, creativo, desafiante: pero todavía un juego, no es muy diferente del tenis, cricket, fútbol o golf. Pero hay una diferencia notable de estos juegos populares. Mientras aprenden a jugar, casi cualquier juego puede ayudarles a construir la autoestima y la confianza, perro el ajedrez es uno de los pocos en los que la acción se ejerce plenamente en nuestras mentes.

El ajedrez es una de las herramientas educativas más poderosas disponibles para fortalecer la mente de un niño. Es bastante fácil aprender a jugar. La mayoría de los niños de seis o siete años de edad pueden seguir las reglas básicas. Algunos niños de tan solo cuatro o cinco años pueden jugar. Al igual que el aprendizaje de un idioma, o la música, un comienzo temprano puede ayudar al niño a ser más competente. Cualquiera que sea la edad del niño, sin embargo, el ajedrez puede mejorar la concentración, paciencia y perseverancia, así como desarrollar la creatividad, la intuición, la memoria, y lo más importante, la capacidad de analizar y deducir a partir de un conjunto de principios generales. Ayuda a aprender a tomar decisiones difíciles y a resolver los problemas con flexibilidad.

Concentración, paciencia y perseverancia

Para jugar bien al ajedrez se requiere concentración intensa. Algunos de los mejores jugadores del mundo, sin lugar a dudas pueden verse distraídos, a veces incluso no mirando el tablero o levantándose entre los movimientos para caminar. Una mirada más cercana, sin embargo, revela que la mayoría de estos jugadores se hayan en realidad en una profunda concentración, basándose en una nítida memoria visual para planificar y calcular incluso cuando están lejos de su partida. Para los jugadores jóvenes y sin experiencia, el ajedrez enseña los beneficios de la concentración, así como prevé sanciones inmediatas para los errores. Pocas herramientas de enseñanza proporcionan una tan rápida retroalimentación. Un resbalón en la concentración puede dar lugar a un error simple o quizás incluso puede terminar la partida. Sólo un jugador enfocado, paciente y persistente puede mantener resultados constantes. Estas características son igualmente valiosas para un buen desempeño en la escuela, sobre todo en los exámenes escolares.

Análisis, lógica y resolución de problemas

Jugar bien al ajedrez implica una combinación de aptitudes. Un estudio realizado en 1973-74 por el Dr. Albert Zaire Frank (1974) encontró que los buenos jugadores adolescentes de ajedrez (16-18 años) tenían fuertes habilidades espaciales, numéricas, administrativo-direccionales y capacidad de gestión. El Dr. Robert Ferguson (1995, p. 2) señala que “Este hallazgo tiende a mostrar que la capacidad en el ajedrez no se debe a la presencia en un individuo de una o dos habilidades, sino que un gran número de aptitudes trabajan en conjunto en el ajedrez.” Aún más significativamente, el estudio de Frank encontró que el aprendizaje de ajedrez, incluso en la adolescencia, fortalece aptitudes tanto numéricas como verbales. Esto ocurrió en la mayoría de los estudiantes que tomaron un curso de ajedrez durante dos horas a la semana durante un año escolar. Otros estudios han indicado además que el ajedrez puede fortalecer la memoria de un niño (Artise).

Un estudio de 1990-92 en New Brunswick, Canadá, muestra además el valor del ajedrez para el desarrollo de habilidades para resolver problemas entre los niños de corta edad (Gaudreau 1992). Mediante la integración de ajedrez en los planes de estudios tradicionales de los profesores de matemáticas, fueron capaces de aumentar significativamente las puntuaciones promedio de sus estudiantes. Estos estudiantes también obtuvieron notas mucho más altas en las pruebas de resolución de problemas que los que sólo tomaron el curso de matemáticas estándar.

También se ha demostrado que el ajedrez funciona para fomentar el pensamiento crítico y creativo. Durante cuatro años (1979-83), el Dr. Ferguson estudió y analizó el impacto del ajedrez en las habilidades de pensamiento de los estudiantes en el Distrito Escolar del área de Bradford en Estados Unidos (grados 7-9). Estos estudiantes estaban ya clasificados como superdotados, con un coeficiente intelectual (CI) por encima de 130. El uso de dos pruebas (Watson-Glaser Critical Thinking y las pruebas de Torrance de Pensamiento Creativo) encontró que después de pasar 60-64 horas jugando al ajedrez y estudiarlo por más de 32 semanas, los estudiantes mostraron un progreso significativo en el pensamiento crítico. Se constató además que el ajedrez mejora la “creatividad en los adolescentes superdotados.” Concluyó que “parece que el ajedrez es superior a muchos de los programas utilizados actualmente para desarrollar el pensamiento creativo y por lo tanto, lógicamente, podría ser incluido en un programa diferenciado para los estudiantes dotados mentalmente”.

Jugar al ajedrez, sin embargo, no sólo es valioso para el desarrollo de las habilidades de los niños superdotados. Estudiantes de desarrollo mental medio e incluso por debajo de la media también pueden beneficiarse. El profesor de ajedrez Michael Wojcio (1990) señala que “incluso si un aprendiz es lento y no comprende todas las estrategias y tácticas del ajedrez, aún así puede beneficiarse con el aprendizaje del lenguaje, los conceptos y el movimiento motor fino.” Durante un programa dirigido por el Dr. Ferguson desde septiembre 1987 hasta mayo 1988, todos los miembros de una clase de sexto grado estándar en una zona rural de Pensilvania se les impartieron clases de ajedrez y se les invitó a practicarlo. Esta clase tenía 9 niños y 5 niñas. Al inicio de este estudio los estudiantes se sometieron a exámenes de CI, produciendo un coeficiente intelectual promedio de 104,6. Los estudiantes luego practicaron el ajedrez dos o tres veces por semana. También se les animó a participar en torneos. Después de esta instrucción de ajedrez intensivo un grupo de siete chicos logró terminar segundo en el campeonato de 1998 del Estado de Pennsylvania. Es significativo que, en la conclusión las pruebas del estudio se observó un aumento significativo de la memoria y las habilidades de razonamiento verbal, especialmente entre los jugadores de ajedrez más competitivos (Ferguson 1995, pp 8-9).

Se ha demostrado incluso que el ajedrez contribuye a elevar el CI global de los estudiantes. Usando la Escala de Inteligencia de Wechsler para niños, un estudio venezolano de más de 4.000 estudiantes de segundo grado encontró un aumento significativo en las puntuaciones de CI en la mayoría de los estudiantes después de tan sólo 4,5 meses de estudio sistemático de ajedrez. Esto ocurrió en todos los grupos socioeconómicos y tanto en hombres como en mujeres. El gobierno venezolano se quedó tan impresionado que todas las escuelas venezolanas introdujeron clases de ajedrez a partir de 1988-89 (resumen en Ferguson 1995, p. 8).

Solución de problemas y síntesis de la información en un mundo globalizado

Con el Internet y las computadoras están cambiando rápidamente las habilidades esenciales para tener éxito en la escuela y el trabajo. Dado que la globalización se acelera, la información se vierte más y más rápido. La información que tardaba meses en localizarse hace unos años ahora se puede encontrar en la web en cuestión de minutos. Con acceso fácil y enormes volúmenes, la capacidad de elegir eficazmente entre una amplia variedad de opciones es cada vez más vital. Hoy en día los estudiantes deben ser capaces de responder de manera rápida, flexible y crítica. Deben ser capaces de sintetizar grandes cantidades de información, y no sólo memorizar trozos de la misma. Tienen que aprender a reconocer lo que es relevante y lo que es irrelevante. También necesitan adquirir las habilidades necesarias para ser capaces de aprender rápidamente las nuevas tecnologías, así como resolver una corriente continua de problemas con estas nuevas tecnologías. Aquí es donde el ajedrez como una herramienta para desarrollar las mentes de nuestros hijos parece ser especialmente potente. Por su propia naturaleza el ajedrez te enfrenta a un conjunto siempre variable de problemas.

Excepto para el comienzo del juego -donde es posible memorizar las líneas más fuertes- cada movimiento crea una nueva posición. Para cada una de estas posiciones un jugador trata de encontrar la “mejor” decisión calculando el futuro, evaluando posibilidades futuras, y utilizando un conjunto de principios teóricos. Es importante destacar que puede existir más de un movimiento óptimo, al igual que en el mundo real. Los jugadores deben aprender a abordar situaciones nuevas, cambiantes,, aun cuando la respuesta sea ambigua o difícil.

Estas habilidades de pensamiento son cada vez más valiosas para los estudiantes de primaria y secundaria que se enfrentan constantemente con nuevos problemas cotidianos. Si estos estudiantes van a la universidad será especialmente imperativo comprender cómo aplicar los principios generales para evaluar críticamente las nuevas situaciones, en lugar de confiar en la absorción de un gran número de “respuestas”. Con demasiada frecuencia mis propios estudiantes universitarios carecen de estas habilidades. Como resultado de ello se abruman por la información, en vano buscan la respuesta “correcta” para memorizarla en vez de buscar las mejores opciones diferentes.

Conclusión

El juego ciencia es excepcional para desarrollar las mentes de nuestros hijos y ayudarles a hacer frente a las crecientes complejidades y exigencias de un mundo globalizado. Cada vez más escuelas de todo el mundo están reconociendo el valor de ajedrez e incorporándolo a los planes de estudios. Es, por supuesto, sólo un juego. Sin embargo, ha fascinado y desafiado algunas de las mentes más brillantes del siglo pasado, lo que generó abundantes libros acerca de cómo jugar.

El ajedrez es una herramienta de enseñanza especialmente eficaz. Puede desafiar por igual el pensamiento de niños y niñas, dotados y no dotados, atléticos y no atléticos, ricos y pobres. Puede enseñar a los niños la importancia de la planificación y las consecuencias de las decisiones. También puede enseñar cómo concentrarse, cómo ganar y perder con elegancia, cómo pensar lógicamente y en forma eficiente, y ayuda a aprender a tomar decisiones difíciles y abstractas (Seymour y Norwood 1993). En niveles más avanzados se puede enseñar planificación flexible ya que jugar bien requiere de un plan coherente, pero no uno que se ciña rígidamente a la respuesta del oponente. El ajedrez también puede fomentar la confianza y la autoestima sin egos, ya que algunas derrotas son inevitables, incluso para los campeones del mundo.

El ajedrez puede ser útil para los niños superdotados que, paradójicamente, tienen un bajo rendimiento escolar, y puede despertar en ellos la pasión por el aprendizaje. Los torneos de ajedrez pueden, además, proporcionar un entorno natural para un niño dotado. En muchos torneos los niños y jóvenes pueden interactuar con participantes de diversas edades, pues muchos torneos no están divididos por la edad sino por la capacidad (a diferencia de la mayoría de las actividades escolares y muchos otros deportes). Es común ver a un niño de seis años que juegue como un niño de doce años de edad, o un juego digno de un niño de diez años enfrentado a otro de diecisiete años.

Los jugadores jóvenes también pueden desenvolverse muy bien en los torneos de ajedrez para adultos. En 1999-2000 en Australia, por ejemplo, un niño de trece años de edad ganó el campeonato de Nueva Gales del Sur, un joven de catorce años de edad, ganó el campeonato de Australia del Sur, un joven de quince años de edad ganó el campeonato de Queensland, y un chico de trece años de edad, empató en el segundo lugar en el campeonato australiano.
Al estudiar sistemáticamente el ajedrez aumentan las puntuaciones de coeficiente intelectual de los estudiantes (Dullea 1982; Ramos 1990;. Ferguson 2000, p 3), y fortalece el lenguaje matemático, y las habilidades de lectura (Margulies 1991; Liptrap 1998; Ferguson 2000, pp 3-4). Ls partidas de los torneos de ajedrez, que incluyen relojes para limitar el tiempo total que cada jugador puede usar, también son una forma divertida para proporcionar la práctica en la toma de decisiones rápidas y precisas bajo presión, una habilidad que puede ayudar a los estudiantes frente a las presiones similares de los exámenes en la escuela. El ajedrez rápido (blitz) también ofrece forma divertida de practicar a gran velocidad, donde la concentración intensa y la vigilancia aumentan el rendimiento y la eficiencia de los procesos de pensamiento.

Tal vez lo más importante es que el ajedrez es una manera divertida de enseñar a los niños a pensar y resolver un conjunto siempre cambiante y diverso de problemas difíciles. Con millones de posibilidades en cada juego, los jugadores deben enfrentarse continuamente a nuevas posiciones y nuevos problemas. No los pueden resolver mediante la aplicación de fórmulas ni dependiendo de respuestas memorizadas. Se debe analizar y calcular, basándose en los principios generales y los patrones, junto con una dosis de creatividad y originalidad, algo que los estudiantes deben enfrentar en su trabajo escolar cotidiano.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: